Aspiradoras: ¿con o sin bolsa?

Si te ha llegado el momento de comprar una aspiradora nueva, seguro que te han surgido algunas dudas a la hora de elegir, como, si la quieres con cable, sin cable o bien un robot. Pero si después de decidir, te has decantado por una aspiradora con cable, te vas a tener que enfrentar a otra decisión, si la quieres con bolsa o sin ella.

La respuesta no siempre es igual, ambos tipos de aspiradoras tienen sus pros y sus contras y no vamos a decir que una es mejor que otra, ya que cada usuario tiene sus gustos y necesidades. Para ello vamos a hablar a continuación sobre cómo es el funcionamiento, del ruido, del mantenimiento, etc. de cada modelo, para ayudarte a decidir el ideal para ti. 

De lo primero que vamos a hablar es de la diferencia a la hora de recoger el polvo. Mientras que en las aspiradoras que no llevan bolsa recogen la suciedad en un depósito que después de unos determinados usos hay que vaciar, las que llevan bolsa almacenan el polvo en una bolsa que preferiblemente antes de su completo llenado debes cambiar.  

Para empezar las aspiradoras con bolsa tienen una capacidad superior que las que no lleven bolsa. En el caso de las aspiradoras que no poseen bolsa, el depósito es mucho más pequeño para que se pueda producir correctamente el movimiento de aire en su interior. Esto quiero decir, que dentro del depósito se produce una corriente de aire que deja dentro la suciedad y expulsa aire limpio. Aproximadamente y como media, las aspiradoras con bolsa tienen el doble de capacidad que las que no la tienen. 

Entonces debes de pensar según tus necesidades, es decir, si tu casa es grande o si tienes animales domésticos, lo mejor es que te decantes por una aspiradora con bolsa, para que quede perfectamente recogido y aislada la suciedad dentro de ésta. En el caso de que se tengan animales domésticos tal vez sea mejor que empieces a estudiar opciones sobre las aspiradoras especiales para animales de compañía. 

Si hablamos de higiene y limpieza debemos de señalar que también existen diferencias entre las aspiradoras con y sin bolsas. En el caso de las aspiradoras con bolsa como ya hemos dicho la suciedad va a estar perfectamente aislada y no estaremos en contacto con ella en ningún momento. Mientras que en las aspiradoras que no tienen bolsa, seremos nosotros los que retiremos el depósito y deberemos tirar la suciedad en la basura y limpiar el depósito para su correcto funcionamiento, con lo que entraremos en contacto con todo lo que hayamos recogido. 

Si que es cierto que el modelo que no tiene bolsa requiere que tengamos siempre recambios para así, estar descuidados de no quedarnos sin ellos. 

En el caso de que en la casa viva alguna persona alérgica deberemos de tener especial cuidado, y no pensarlo ni dos veces, la opción correcta en este caso es la aspiradora con bolsa, para evitar ningún tipo de posibilidad de que salga polvo al vaciar el depósito.  Para este caso por ejemplo te recomendamos la aspirador karcher sin bolsa, que resulta una de las más eficientes.

Otro detalle que marca la diferencia a la hora de elegir si comprar la aspiradora con o sin bolsa, es el rendimiento de esta. Cuando nos fijemos en este parámetro, no debemos de fijarnos únicamente en los voltios de la aspiradora. No tiene por qué ser más eficaz la que tiene más fuerza. Lo que de verdad es importante es que el rendimiento sea igual y constante conforme vayan sucediéndose los usos. En el caso de las aspiradoras con bolsa, la potencia desciende considerablemente cuando la bolsa se va llenando de suciedad. Las aspiradoras sin bolsa al poder vaciar y limpiar los filtros tú mismo, su potencia es más constante y por tanto su limpieza más efectiva. 

Dependiendo de lo minucioso que seas y de tus prioridades, deberás de sopesar también el ruido que hacen las aspiradoras. Las aspiradoras sin bolsa, el mencionado aire ciclónico requiere de una potencia que, sí que emitirá cierto ruido, con lo que, si eres de los que los ruidos les sacan de sus casillas, es mejor que te decantes por las aspiradoras con bolsa, aunque sí que es cierto que las empresas se han puesto las pilas con este tema y ya hay a la venta modelos de aspiradoras sin cable que emiten un ruido prácticamente inaudible.

También el ruido vendrá marcado por el material del que estén hechos, y de lo aislado que estén de las diferentes piezas de la aspiradora y por supuesto del motor de la misma. 

Además, hay que pensar en el mantenimiento y los recambios que vayamos a necesitar con unas u otras bolsas. Pensar si es mejor la aspiradora que lleva bolsa o sin ella cuando hablamos de recambios no tiene discusión. Las aspiradoras sin bolsa son sin duda una fuente de ahorro en este aspecto, porque no debemos tener repuesto de bolsa, y dependerá de nosotros el vaciar y limpiar filtros y depósito. Si que es cierto que inicialmente el precio de la aspiradora sin bolsa es superior a las aspiradoras que no lo llevan. Pero es cierto, que luego vamos a tener un ahorro significativo al no tener que comprar bolsas de recambio.

El otro mantenimiento importante que tiene cualquier aspiradora es el mantenimiento de los filtros. En este caso nos va a dar igual si tienen o no bolsa, ya que la velocidad a la que se ensucian los filtros depende más de la calidad de la aspiradora que de lo que pueda limpiar. Como todo en lo que al mundo aspiradora se refiere, todo ha evolucionado y en el caso de mantenimiento también, ya que ya hay muchos modelos que llevan unos sensores que nos van a avisar cuando los filtros necesiten ser limpiados o cambiados, como si de un coche se tratara. 

Debemos de tener en cuenta que lo que nos vamos a ahorrar en la compra de forma inicial, si no nos paramos a ver cuál es el mejor aspirador para nuestras necesidades, puede suponernos un gasto extra en el futuro. 

Deja un comentario