Elegir el collar ideal para tu perro

En la actualidad es muy complicado sacar de paseo a nuestro can sin correa y por lo tanto sin collar. En la mayoría de espacios es de uso obligado para prevenir que ninguna persona se vea agraviada, y también para que nuestro perro sufra ningún percance con ningún otro perro. 

Lo ideal es acostumbrar al collar desde pequeño al perro, para que se familiarice con estos dos utensilios sin que los vea como un castigo o como algo traumático.  

Los paseos deben de ser los mejores momentos de disfrute para nuestra mascota, pero durante este momento y como es nuestro deber como cuidador debemos de velar por su bienestar y que no tengan sufrimiento. El truco para poder controlar de forma óptima al animal no está en la correa, pasa más por la educación que por ningún sistema de amarre, pero sí que es cierto que uno de los más recomendados es el arnés. Llevar a nuestro perro más amarrado, no significa que tengamos más control. Son muchas las veces que vemos a personas paseando a sus perros muy en corto, de forma que en lugar de pasear ellos a sus perros, son sus mascotas las que les pasean a ellos. 

Siempre el problema en los paseas se encuentra en los tirones que nos dan, que suelen ser los diez o quince minutos primeros de salida. Aunque muchas veces continúan a lo largo del tiempo en el paseo, entonces deberemos de mirar un poco más a nuestro perro porque se puede tratar de problemas de ansiedad o de exceso de energía acumulada. Es por esto mismo, que se recomienda el uso de los arneses en lugar de los collares más tradicionales. 

Los típicos collares que conocemos, pueden llegar a producir lesiones tanto en la tráquea como en las cervicales. Y este daño se incrementa hasta poderse considerar maltrato, si hablamos de collares de ahogo o de púas, muy utilizados para educar a los animales mediante el castigo. 

Como en todo tipo de complemento, se busca el bienestar de nuestro fiel amigo, la estética y que cumpla los objetivos que tiene para ser efectivo a la hora en este caso de poder pasear y por lo tanto poder unir a éste la correa. Sin duda el collar es un accesorio muy importante, hay muchos diseños diferentes y hay que elegirlo bien, ya que no todos los perros son iguales y cada uno necesitará un collar que mejor se adapte a él. 

Para elegir el mejor collar debemos de fijarnos en varias características. La principal es que sea resistente ya que no nos interesa que del primer tirón el collar se rompa. 

Para ello vamos a fijar unas normas básicas a la hora de elegir el collar: 

  • Conforme a la raza de nuestro perro tendremos que buscar un collar más o menos resistente. Especial atención a esto cuando se trata de perros fuertes o grandes, porque no nos interesa que de un tirón rompan el collar y que por eso puedan escaparse. 
  • Que en el collar podamos grabar el nombre de nuestro perro y nuestro teléfono por si nuestro perrete se perdiera. 
  • Es importante que no se sientas ahogado por el collar, pero que tampoco le saque por la cabeza a su antojo. Es decir, es importante que ni le apriete ni le esté demasiado flojo. Para esto, es recomendable que, entre la piel del cuello y el collar, haya una distancia de dos dedos, para evitar que no le roce pero que tampoco lo pierda. 
  • Si el perro es una raza pequeña, no debemos de ponerle un collar que pese mucho, ya que puede causarle lesiones físicas. 

Si tenemos que recomendar una tienda esa es Aristopet.com, un auténtico referente del sector.

Hay muchos tipos de collar y vamos a explicar alguno de ellos, para facilitar la elección a la hora de tener que comprar uno para nuestro perro. 

  • Collar de cuerpo: Es uno de los collares más duraderos. Inicialmente nos puede parecer más duro hasta que se va adaptando al cuello y se reblandece con el contacto del animal. Si tu perro tiene el pelo corto o medio son muy válidos. Y como pasa con muchos complementos, la moda se abre su sitio en este material, para poder hacer grabados o añadirles trozos de tela para resaltar aún más el cuello de nuestro fiel amigo. 
  • Collar de Nylon: También es resistente y soporta bien la humedad, las altas temperaturas y los cambios climáticos. 
  • Collar con Hebilla:  Es uno de los tipos de collares más utilizados, ya que se suele recomendar en cachorros o perros muy inquietos. Es muy fácil ponerle o quitarle y evita que nuestro can se estrangule. Con este sistema, hay muchos tipos de materiales. 
  • Arnés: Cada vez son más populares en lo que a moda perruna se refiere, ya que uno de sus principales beneficios es que evita los tan indeseables tirones. Inicialmente están pensados, para que nuestro perro pueda ir en coche y podamos ponerle el cinturón de seguridad. Éste es un dispositivo genial para los perros de gran tamaño, ya que suelen ser los que más tienden a tirar. 
  • Correa de cabeza: Nos puede parecer inicialmente un bozal ya que tiene forma similar. Es utilizado por adiestradores, para corregir malos comportamientos, ya que si el animal tira, ejerce una ligera presión sobre su nuca, y ellos mismos ceden en ese movimiento. 
  • Collar de adiestramiento: vamos a hablar de este tipo de collares, pero son muchas las prohibiciones de su uso ya en muchos lugares y a nosotros nos parece que se acerca bastante al maltrato. Este tipo de collares son metálicos, y suelen llevar hasta pinchos. Las personas que adiestran, deben de tener muy claro su uso y no utilizarlo de forma continua, ya que los pinchos ejercen una presión sobre el cuello cuando el perro tira, y evidentemente cuanto más tire más presión.  

Recordar que siempre hay que revisar el buen estado del collar, para evitar sustos en el tan esperado paseo. 

Sin duda, lo primero debe de ser el bienestar de nuestro fiel amigo para que el pueda disfrutar del paseo como nosotros de su compañía.  

Categorías Animales

Deja un comentario