Claves para que tengas éxito con tu local comercial

Existen muchos aspectos que pueden favorecer el éxito o el fracaso de tu negocio. No basta con elegir un producto o servicio y esperar a que los clientes llamen a tu puerta. Está claro que, si tu producto no entra por los ojos o está fuera de mercado, poder venderlo y sacar beneficio de él va a ser una tarea ardua. Y también puede pasar lo opuesto, no solo con tener el mejor producto del mundo, el más novedoso y el que todo el mundo quiere, va a ser garantía de éxito para tu negocio. Existen muchísimos puntos que se deben de estudiar, como hacer un estudio de mercado, tienda física o virtual, producto y precios… para que la fusión de todos ellos favorezca al futuro de tu comercio. 

Si bien es fundamental tener una estrategia comercial, ya sea en el ámbito digital (internet) o en el más tradicional (prensa, radio, papel…), no podemos dejar de lado otros puntos clave con tanto peso como los ya citados.  

En este artículo vamos a centrarnos, en uno tan importante y determinante, como la elección del local comercial. Vamos a repasar punto por punto, los diferentes aspectos que se debe tener en cuenta a la hora de elegir el local perfecto para ti y para el producto que ofreces.  

1.- La localización y la ubicación de tu tienda 

Cómo va a ser el lugar donde se va a realizar tu actividad o venta del producto, es prioritario que esté situado en una zona transitable por el público objetivo. De nada sirve tener el vestido más bonito del mundo si solo va a tu tienda el que sabe que lo tienes. Cuantas más personas puedan visualizar tu escaparate, mayor será el porcentaje de posibles clientes que entren en tu tienda. Por ese mismo motivo, suele coincidir, que, en las zonas comerciales, siempre están cerca de lugares de mucho tráfico de transeúntes, como estaciones de trenes, autobuses, lugares de interés o centros neurálgicos de las ciudades. 

2.- Sinergia entre los locales comerciales 

Como hemos indicado en el apartado anterior, no solo es importante que tu local sea visible, también es fundamental estar bien rodeado. ¿Qué quiere decir esto? En la actualidad, es ritmo de vida que tenemos es muy elevado, por lo que no podemos perder el tiempo en recorrer distancias para hacer varios recados o gestiones. Os pongo un ejemplo muy claro para que lo entendáis mejor: si tu vendes un servicio de reparación, que implica a tu cliente un tiempo de espera, tu cliente puede aprovechar su tiempo libre, en realizar otras gestiones si estás rodeado de otro tipo de negocios como cafeterías u otras tiendas. De esta manera existe una sinergia o ayuda entre los locales comerciales. 

3.- Producto o negocio específico 

Es evidente que, si tienes un buen producto o servicio y además eres el único que lo ofreces, tu cuota de mercado será mayor que si tienes una gran competencia. En los últimos años, ha proliferado los negocios de especialización, en los que tú eres el único que puedes proporcionar en tu zona de influencia. Está claro que, hay que tener mucho cuidado con este aspecto, porque si no das con el nicho de venta deseado, o eliges mal lo que debería ser tu fuente de ingresos, puede que te quedes sin opciones de venta. 

Un ejemplo claro es el “chef del mar”, Ángel León, que está especializado en el tratamiento del plancton  y realiza platos únicos en el mundo entero. ¿puedes comer platos que no lleven plancton en su restaurante? Por supuesto que sí, y muy buenos, pero en todo  lo que se refiere al plancton es el mejor. 

4.- Identidad del lugar o local 

Si has alquilado tu local en una zona comercial, es muy probable que ese sitio tenga una historia y una identidad. La experiencia nos dice que si al montar tu negocio, dejas detalle de lo que había antes, esto llamará la atención de los consumidores locales, fomentando la memoria y uniéndose al presente, para que, sin serlo, parezca que sigues una línea continuista. 

Son muchos los locales, que para poner en marcha sus negocios, restauran el antiguo mobiliario dándoles un toque más moderno.  

5.- Publicidad visual 

Como hemos recalcado en los puntos anteriores, lo primero por lo que de guía el cliente potencial es por la vista. Es primordial que tu establecimiento no lleve a equívocos y/o a malas impresiones. Debes de crear una buena impresión dejando claro cuáles son los servicios y productos que ofreces a cualquiera que pase por delante de tu tienda. En este punto, tu escaparate juega un papel fundamental. En la actualidad hay profesionales que se dedican exclusivamente a eso, a asesorar y a diseñar la exposición de su escaparate para así captar la atención de más clientes. Si que es cierto, que no podemos olvidar, el peso que tienen las redes sociales en la actualidad, ya que, con el paso del tiempo, se están convirtiendo en una forma dinámica de enseñar el género que vendemos.  

Si conseguimos aunar, estas dos vías de captación de clientes, aumentaremos las posibilidades que tenemos de captar a los posibles compradores. 

6.- Si mahoma no va a la montaña, la montaña va a mahoma. 

Siempre y cuando, nuestra ubicación nos lo permita, es aconsejable sacar nuestros productos a pie de calle. De esta manera, si los clientes no entran en la tienda, los productos serán los que se cruzaran en el camino de los clientes. Esta práctica es muy común en las ciudades turísticas. Estoy seguro que si has viajado y paseado por ciudades como, Florencia, París, Pizza, Grecia… recordarás multitud de puestos en la acera, y seguro que tú mismo, te parabas cada dos por tres a mirar que te ofrecían. 

Esperamos que te haya gustado y ayudado, el repaso que hemos realizado sobre los principales aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de conseguir que tu local comercial triunfe.  Y si estás en la capital, te recomendamos reformar y adaptar locales en Madrid con ANR, son toda una garantía de buen hacer.

Categorías Negocios

Deja un comentario